jueves, 15 de junio de 2017

Estados Unidos también refuerza su presencia militar en el sur de Siria

Camión lanzacohetes ‘himars’
Las tropas de Estados Unidos han incrementado su presencia en el sur de Siria, además de Rojava, lo que multiplica la posibilidad de acabar en una guerra directa con el ejército regular y sus aliados rusos, iraníes y libaneses, según un despacho de la agencia Reuters.

Desde el año pasado los comandos de operaciones especiales están presentes en Al-Tanf, un puesto fronterizo entre Siria, Jordania e Irak en el que Estados Unidos pretende reagrupar a los yihadistas para continuar la guerra.

La inteligencia iraní ha detectado la presencia de misiles con los que se refuerza el equipamiento de dichas fuerzas especiales y los convoyes militares que atraviesan el desierto de Jordania hacia Al-Tanf son cada vez más numerosos.

Ayer llegó a la frontera el sistema de artillería “himars” (High Mobility Artillery Rocket System o cohetes de alta movilidad), que van montados sobre camiones pesados y pueden alcanzar 300 kilómetros de distancia.

Aunque el martes la cadena CNN afirmó que es la primera vez que los “himars” se despliegan en Siria, un alto oficial dijo a la misma cadena que no es cierto.

Según Abu Al-Assir, portavoz del grupo yihadista Maghauir Al-Saura, las tropas del Pentágono han instalado una segunda base en Zakf, situada a unos 60 kilómetros al noreste de Al-Tanf.

El coronel Ryan Dillon, portavoz de la llamada “coalición internacional” ha desmentido que sus tropas hayan constituido una otra base militar adicional en Siria.

No obstante, ha reconocido que en ocasiones las fuerzas de dicha “coalición” emprenden patrullas y entrenan a los que califica como “rebeldes” en los alrededores de Al-Tanf en operaciones que duran varios días, e incluso varias semanas.

Por el contrario, Abu Al-Assir dice a Reuters que las fuerzas de Estados Unidos patrullan a distancias de hasta 100 kilómetros de Al-Tanf. En cualquier caso, concluye la agencia, el hecho es que al sur de Siria llegan refuerzos militares del Pentágono, bien porque se vayan a instalar en Al-Tanf o a la nueva base de Zakf.

Dichos refuerzos suponen tanto el envío de más tropas como de armamento para entregar a los yihadistas que combaten al gobierno de Damasco, que ha logrado importantes éxitos en la liberación de las zonas fronterizas de yihadistas.

Tropas de Estados Unidos llegan a Al-Tanf en la frontera entre Siria, Jordania e Irak






1 comentario:

  1. Acabarán siendo los amos del mundo, los filo-sionistas con los yanquis a la cabeza.

    Tienen cojones esos yanquis colonialistas, frente a la pasividad del proletariado alienado de los pueblos del mundo que conforman (forman parte de) esta larga noche de los muertos vivientes.

    Quieren el fin y no paran en medios.

    Sólo habría una forma de pararlos y no la veo ni remotamente en el horizonte: Que Gengis Kan volviese a "cabalgar" como nadie más supo hacerlo.

    ResponderEliminar